Archivo de la etiqueta: Creatividad

Proponemos actividades: crea tu propio reloj

Otro curso que termina, alumnos de los que me despido para siempre, otros a los que volveré a ver en unos meses… Y, como siempre, mucha experiencia y mucho aprendizaje, siento que más para mí que para ellos, jeje. Cada año es tan enriquecedor en tantos aspectos; es lo que tiene trabajar con personas, todos tenemos mucho que aportar y mucho que compartir, y en la relación entre educador y educando suceden tantas cosas…

Bueno, dejo de divagar y me centro, que hoy quiero contaros algo muy concreto. Quiero compartir una de las actividades que hemos realizado este año en las clases de inglés: hemos aprendido a decir la hora con un reloj interactivo muy especial. Hace un tiempo me encontré con esta interesante propuesta: un reloj Montessori DIY. Se me quedó el gusanillo de hacer algo similar, adaptado a mis necesidades (bueno, a las de mis alumnos). Y esto es lo que salió, mi propio reloj inspirado en Montessori. Te lo cuento paso a paso.

Primero, preparé una plantilla muy sencillita para imprimir. En vez de círculos, opté por cuadrados para insertar los números, para facilitar el trabajo de recortar. La imprimí en un folio y recorté el contorno y los huecos para los números.

20170417_115933[1]

Elegí 2 colores de goma eva (verde y rosa, pero eso al gusto, claro) y utilicé la plantilla para recortar el verde y vaciar los cuadraditos.

20170417_115226[1] 20170417_115912[1]

Con el rosa, en cambio, recorté un círculo por un lado, para utilizarlo de base, y utilicé otro trozo para los cuadrados. Después los numeré con un rotulador permanente:

-Los verdes: del 1 al 12, para marcar las horas.20170418_115105[1]

-Los rosas: 00, +05, +10… -10 y -05, para indicar los minutos.

Luego los pegué entre sí por parejas: el 1 verde con el +05 rosa, el 2 con el +10…

El círculo verde va pegado sobre el rosa, y ya se pueden colocar los números; como el de abajo no tiene huecos, los números sobresalen, como si estuvieran en relieve, y son muy fáciles de poner y quitar.

20170419_125106[1]Sólo faltaban las agujas, la rosa más larga, que es la que indica los minutos. Con un sacabocados, les hice agujeritos en un extremo. Cogí un trozo de goma eva sobrante e hice algunos agujeritos más, para tener varios circulitos sobre los que enganchar las chinchetas, una por delante y otra por detrás, para no pincharnos al manipular el reloj.

 

¡Listo! ¡A jugar!

20170419_125121[1] 20170419_125138[1]

¡Ah! Para facilitar el aprendizaje de las horas en inglés, utilicé unos cartelitos donde escribí con letra cómo se dice cada una. Así, como primera actividad, jugamos a colocar cada cartelito en el lugar que corresponda. Después vamos preguntando y diciendo la hora y, cuando se van sintiendo seguros, retiramos los cartelitos y seguimos jugando. Por último, dejaríamos de utilizar los números rosas. Pero sin prisa, respetando como siempre el ritmo de aprendizaje de cada uno y divirtiéndonos con el proceso. Además, hay que tener en cuenta que a los niños el concepto del tiempo les cuesta mucho, es algo que les resulta muy ajeno, así que nos toca ser empáticos y muy pacientes a la hora de trabajar estos conceptos.

20170419_200824[1]

Espero que os haya gustado y que os resulte útil esta propuesta. Y, si os animáis a hacer vuestro reloj, contádnoslo, porfi 😉

Non hai berce coma o colo

La música en nuestra familia (y algunas recomendaciones)

Para empezar, os dejo la que viene siendo nuestra banda sonora en casa últimamente:

Se trata de la canción de Chocolata, el primer tema del libro con CD “Máis contos en cantos” (editado por OQO), de Almudena Janeiro, una de nuestras últimas adquisiciones musicales. La verdad es que el ejemplar está lleno de temazos, pero Chocolata debe de tener algo especial, porque desde la primera audición a mí se me pegó y a él le encanta; la uso para dormirle, en la ducha y en cualquier momento.

MAISCONTOSENCANTOS

La música es muy importante para nosotros. Tanto papá como mamá tenemos una relación profunda con ella, él con la percusión y yo con la cuerda. Ambos, aunque de maneras muy diferentes, hemos estudiado música, hemos tocado en grupos, hemos compuesto temas. La verdad es que él es más músico (en el sentido de intérprete), y a mí me gusta más utilizar la música como recurso para mi trabajo. En cualquier caso, como os podéis imaginar, en casa hay muchos instrumentos: violoncello, guitarra, congas y mucha pequeña percusión. ¡Ah, y ahora también un guitalele, que el otro día fue el cumple del peque!

La segunda mitad del embarazo, íbamos a una actividad de musicoterapia prenatal, preciosa y maravillosa, impartida por Carla López, de Musicoterapiactiva. Y también fuimos varias veces a los ensayos del grupo de papá y a conciertos. Todo esto se notó cuando el peque nació; conecta con la música, le relaja, ha sido un recurso importantísimo desde su primer día de vida. Nunca perdemos oportunidad de llevarle a conciertos, de que experimente con instrumentos, escuchamos música con él, cantamos muchísimo… Y al poco de nacer empezamos a ir a la actividad de musicoterapia para bebés que también imparte Carla en su centro; y es una auténtica gozada ver su evolución, cómo va reaccionando, cómo interactúa, se emociona, disfruta… es un tiempo valiosísimo para nosotros.

Quiero haceros un par de recomendaciones más. Hay un disco que nos encanta a los tres desde el principio; las primeras veces que lo escuchamos el bebé se quedaba como hipnotizado. Se trata de una recopilación de versiones de nanas gallegas (cantigas de berce), con unos arreglos espectaculares, yo diría que recomendable aunque no tengas bebés, porque es preciosísimo. Se llama “Non hai berce coma o colo” (editado por Kalandraka).

Sin título-4

Y, por último, “Fíos do querer” (editado por Miudiño), de Cé orquestra pantasma. Este fue su primer concierto, no tenía ni un mes el peque. Fue una presentación del disco en una librería, para niños de 0 a 3 años, y el mío era el más peque de todos. Recuerdo que en cuanto empezó la música se relajó y durmió todo el bolo; se le veía tan plácido y feliz. El repertorio me encantó, son canciones que incluyen propuestas dinámicas para jugar con los niños o para introducir en situaciones de la vida cotidiana, una lindura:

fios-do-querer

Aquí os dejo una pequeña muestra de este último:

Antes de despedirme, quisiera puntualizar una cosa. No sólo escuchamos música “para bebés” o música “infantil”, escuchamos de todo, lo que surja o lo que nos pida el cuerpo. En este post os recomiendo 3 discos específicos para niños porque es música que he descubierto a raíz de mi maternidad, no porque considere que haya que diferenciar entre música “para niños” y música “para adultos”. La música es música, para todos, es un lenguaje universal. Creo que lo más importante es que sea significativa para vosotros, eso hará que los peques conecten también con ella. Cread vuestra propia banda sonora familiar sin restricciones 😉

¿Y tú qué? ¿Cuáles son vuestras músicas especiales en familia? ¿Tienes alguna recomendación que te apetezca compartir?

Os contamos cómo fue nuestra actividad familiar en el Museo

Como os contaba por aquí hace unas semanas, hemos estado llevando a cabo una actividad en el Museo de Bellas Artes para niños y papás. Ha sido un exitazo, incluso hemos completado el aforo, estamos muy contentas.

museo_otoño2015

 

Os cuento, se trataba de un recorrido por los 5 sentidos, con 2 objetivos:

-conocer un poco mejor los entresijos del Museo

-sensibilización hacia las personas con diversidad funcional

 

La actividad se dividía en 3 partes. Primero nos dividíamos en grupos para localizar, a través de pistas, una serie de cuadros; y, una vez localizados, cada grupo preparaba una presentación para explicar a los demás cuál era su cuadro y que estos lo averiguasen también. Así trabajamos la vista y el oído.

CAM01137
Nuestras hojas de pistas, con el alfabeto en Lengua de Signos y en Braille

 

Después, un taller en el que, inspirándonos en diferentes olores, creábamos un cuadro con texturas firmado en Braille, trabajando así el olfato y el tacto.

CAM01121
¿A qué huele? ¿Qué imágenes nos evocan estos olores?
CAM01120
Texturas para crear (lanas, algodón, sal, telas…)

Por último, las estaciones del gusto, del placer, experimentando en grupo diversas actividades muy agradables.

Además, en todo momento había una persona en cada grupo simulando una discapacidad (por ejemplo, con los ojos tapados), con lo que trabajamos la sensibilización y los recursos que les podemos ofrecer a estas personas para disfrutar de la experiencia de visitar un museo y jugar en grupo.

 

Los usuarios han disfrutado mucho, estamos muy felices de haber compartido con ellos esta preciosa experiencia y esperamos poder ofreceros más muy pronto. Muy, muy agradecidas, de verdad.

CAM01136
Gema Santos y Sabina Díaz, disfrutando mucho mucho

Actividad familiar en el Museo de Bellas Artes

Terrícolas, depués de tanto tiempo Planeta Alicia sigue recogiendo algún fruto, jejeje. El Museo de Bellas Artes de A Coruña ha decidido apoyar uno de nuestros proyectos y este otoño formamos parte de su programación de actividades:

museo_otoño2015

Actividad: La propuesta consiste en fusionar el conocimiento de nuestro cuerpo, de nuestras habilidades y capacidades, con la sensibilización por la integración de las personas con diversidad funcional. Se hará un recorrido por los cinco sentidos, observando determinadas obras del museo y las sensaciones que estas producen. También se tomará contacto con la lengua de signos y el Braille.

Fechas: sábados 17 y 24 de octubre, y 7 de noviembre

Horario: 11.30h – 13.30h

Destinatarios: niños entre 6 y 12 años, acompañados de 1 adulto

Inscripciones: en este enlace

Tras el éxito de la primera sesión el sábado pasado, no queremos que os perdáis la oportunidad de asistir y compartir con nosotras esta maravillosa experiencia. Os esperamos en el Museo, terrícolas 😉

Proponiendo actividades: crea tu propio juego de mesa

Por fin puedo mostraros este proyecto en el que llevamos meses trabajando; se trata de un juego de mesa en inglés, tipo Party, lo hemos llamado “Under the sea”. Esta actividad la he llevado a cabo con 2 usuarios de juegos en inglés (los mismos con los que realicé en su día esta ciudad, que seguimos utilizando y desarrollando constantemente). Hace unos meses les hice la siguiente propuesta: crear entre todos un juego de mesa, con la única premisa de que debía ser un juego cooperativo, no competitivo. A partir de ahí, empezamos a crear y cada semana hemos ido avanzando paso a paso.

Lo primero que hicimos fueron las tarjetas de pruebas. Elegimos 4 categorías: preguntas, mímica, dibujar y deletrear. Cada categoría se correspondería con un color. Una vez decoradas y plastificadas, empezamos con el tablero:

CAM00577

Tras valorar varios diseños posibles, decidimos hacer 4 caminos que lleven a un diamante central, las casillas de los mismos colores que las tarjetas, añadiendo algunas casillas especiales para avanzar, retroceder… Y, para colocar las tarjetas, distintos elementos relacionados con el mar: una colchoneta, una caracola, un bote salvavidas y una canoa.

Dibujar, colorear, perfilar y plastificar (ah, y por supuesto el diamante central va decorado con purpurina de colores):

CAM00617 CAM00638

También necesitamos un dado, para ello aprovecho una caja de plástico en forma de cubo, la rellenamos de algodón para que no se abolle y la cubrimos con cartulina; una vez pegado y decorado, lo plastificamos con celo ancho:

CAM00615 CAM00620

También necesitamos fichas, las hicimos con plastilina, les pusimos ojos, que quedan muy divertidos, y las endurecimos con cola blanca:

CAM00977

Y una caja para guardarlo. Como el tablero es grande y, al estar plastificado, no se puede doblar, elegimos un embalaje con bastante altura, para lo que unimos 2 cajas de esas de folios, que ya tienen tapa; las forramos de azul y colocamos una especie de balda en medio, para que las cosas no quedaran muy al fondo, así es más cómodo:

Juego de mesa en inglés CAM00974

Y, por supuesto, las instrucciones (antes de elaborarlas jugamos varias partidas de prueba, para tener claras todas las normas). El juego consiste en que cada uno va avanzando por un camino y haciendo pruebas al siguiente jugador (la prueba depende del color de la casilla en que se caiga y, cuando llegamos al centro, podemos elegir el color); una vez que todos llegan al centro, unimos fuerzas para resolver juntos una tarjeta de cada color:

CAM00911 CAM00921

Todo en este proceso ha sido cooperativo (cada decisión, cada elaboración, cada diseño…). Ese era el objetivo principal de esta propuesta: aprender jugando, pero modificar la actitud hacia el juego, ya que la motivación ahora no es ganar, sino trabajar en equipo. Además, para que todo resultara más significativo, hemos creado el juego a partir de las dinámicas que llevábamos tiempo utilizando en la actividad (por ejemplo, siempre hemos jugado mucho a adivinar por mímica o dibujando para reforzar el vocabulario). Y claro, todo ello en inglés, con lo que reforzamos el aprendizaje del idioma y le damos un enfoque muy diferente y divertido

Estoy muy contenta del proceso y del resultado, creo que hemos hecho un gran trabajo :)

CAM00915 CAM00919 CAM00923

Espacios de actividades: 8 elementos a tener en cuenta

Hoy quiero hablaros de un elemento que considero fundamental a la hora de llevar a cabo una actividad: el espacio. Ya sea una clase, una sesión de juegos, un taller de manualidades, una fiesta de cumpleaños… da igual, el espacio es un ingrediente más a tener en cuenta, es incluso uno de los protagonistas, ya que determina en gran medida todo lo que ahí va a suceder.

Resulta que hace unas semanas tuve la suerte de asistir al taller “Crea y organiza entornos creativos con la Pedagogía Blanca”, en el que se habló de espacios educativos creativos en el hogar y en el aula (en este artículo tenéis algunas de sus ideas al respecto).

Siempre me ha interesado mucho este tema. En uno de mis primeros trabajos en el mundo de la educación yo ejercía como monitora de actividades extraescolares y estábamos preparándonos para una actividad con el grupo de peques, de 3 a 5 años; la coordinadora empezó a mover las mesas y las sillas, probando distintas opciones, mientras me hablaba de lo importante que era y de cómo podía cambiar todo el simple hecho de elegir una disposición u otra. Desde entonces he puesto mucha más atención a este aspecto, siendo cada vez más consciente de hasta qué punto repercute en el desarrollo de la actividad.

Por supuesto, no existe una fórmula mágica, ya que hay muchísimas variables a tener en cuenta. Si, por ejemplo, vamos a hacer alguna manualidad tenemos que controlar que haya una superficie en la que todos puedan trabajar cómodamente, que tengan los materiales al alcance, que haya buena iluminación, que estemos cerca del baño para poder lavarnos las manos…; en cambio, para un espectáculo didáctico debemos habilitar un espacio en el que todos puedan sentarse cómodamente, iluminar la zona del escenario, evitar distracciones alrededor… Cada situación es un mundo.

Sin embargo, siempre podemos seguir algunas premisas básicas que seguro nos ayudarán:

1. Sobriedad: si optamos por no sobrecargar el entorno facilitaremos la concentración en la actividad que estemos llevando a cabo.

537300_430320420405120_1824039165_n
Musicoterapiactiva, un centro situado en c/Santa Catalina, 16-18-20, 1ºC (A Coruña)

2. Alternativas: a veces necesitamos un momento para nosotros mismos, o no nos encontramos bien, o simplemente no nos interesa lo que se está haciendo en el grupo y queremos aprovechar el tiempo de otra manera. Yo creo que hay que respetar la libertad de cada individuo, y, siempre que no se interfiera en el funcionamiento del grupo, debemos poder retirarnos a leer, dibujar, pensar, o lo que necesitemos. Por eso es importante contar con los espacios y materiales para ello.

3. Iluminación: debemos cuidar a nuestros usuarios, y uno de los aspectos a tener en cuenta es la vista, que estén cómodos. Una luz intensa puede resultar agobiante, y si es demasiado tenue quizá tengamos que forzar para llevar a cabo las actividades; hay que buscar el equilibrio, y adecuarse, como en todo, a las necesidades del momento.

4.  Sentido estético: es muy importante, si llegamos a un sitio y nos resulta bonito, nos apetecerá más entrar y participar en lo que ahí se esté llevando a cabo.

1209371_338486562961361_1298048716_n
La Escuelita Waldorf, en la Av. Santa Cristina 22 (Perillo-Oleiros, A Coruña)

5. Seguridad: todo lo demás queda supeditado a esto, hay que cumplir siempre las normas de seguridad, y cuanto más jóvenes sean los usuarios más amplia es también la normativa. Ojo con los enchufes, las esquinas, puertas y ventanas… todo eso.

6. Comodidad: también es importante ofrecer, siempre que la actividad lo permita, diferentes tipos de asientos y apoyos (sillas, cojines, taburetes, colchonetas…). Estamos acostumbrados a que los niños “tienen que ” estar sentados un montón de horas en una silla rígida, sin cambiar de postura, y eso es algo que no resulta cómodo para nadie. Es importante ofrecer libertad de movimiento, que cada uno busque la posición que le resulte agradable en ese momento y que pueda variar cuanto quiera.

7. Todo a la vista: al entrar en un espacio, nos da cierta confianza el poder ver todo lo que hay de una vez; nos ayuda a situarnos en el contexto, a ir tomando decisiones y a sentirnos, en definitiva, seguros y cómodos.

8. Limpio, cuidado y ordenado: siempre estaremos más a gusto en un espacio limpio y en buen estado, y nos invitará más a participar, jugar, aprender y divertirnos, que si tenemos que estar pendientes de no tocar aquí o no apoyarse allá. Además, es importante que cada cosa tenga su sitio, y que todos nos impliquemos y responsabilicemos del cuidado del espacio y de los materiales; así, promovemos buenos hábitos predicando con el ejemplo.

luscofusco
Luscofusco, espacio infantil situado en Lugar de Agoso 32 (Santa María de Oza, Teo)

Esto se puede aplicar tanto a los espacios de aprendizaje, lúdicos, etc. como al hogar. Son pautas muy generales, pero creo que ayudan mucho a sentirnos a gusto.

¿Os ha resultado útil? ¿Tenéis alguna otra sugerencia?

Fiesta de Navidad con Equus Zebra

El pasado sábado 4 de enero tuvimos el inmenso placer de colaborar con Equus Zebra en la Fiesta de Navidad que organizaron para 40 niños en el Arrecife Park. Aquí tenéis los enlaces a sus webs:

www.equuszebra.es

www.arrecifepark.com

Os dejo una imagen con parte del equipo, que como podéis ver, fue de lo más variopinto:

1499657_10152213375923833_1752496271_n

Y aquí tenéis algunas fotos de las actividades. Por la mañana nos dedicamos a la comida saludable. Tras un ratito de tiempo libre y una comida exquisita, por la tarde nos ponemos en acción con juegos tradicionales y juegos musicales, como el baile del periódico. Y, para terminar, un conciertazo a cargo de Robert Pier; a pesar de estar ya agotados de tanta actividad, lo disfrutamos mucho.

  2014-01-04 12.19.06 2014-01-04 12.19.40

2014-01-04 11.51.58

2014-01-04 16.00.55

Llegamos al gran final del Taller de Teatro

Hace unas semanas comenzó el Taller Infantil de Teatro en el Museo de Bellas Artes (c/Zalaeta, A Coruña), dirigido por Luisa Veira con la colaboración de Planeta Alicia. Y así, sin darnos cuenta, han ido pasando esas 2 horitas los sábados por la mañana y, de repente, estamos llegando al final.

Este sábado, 14 de diciembre, cerramos el taller con una representación a la que, por supuestísimo, estáis todos invitados. Va a ser una jornada muy emocionante, plagada de nervios e ilusión, en la que mostraremos todo el trabajo que hemos llevado a cabo estas últimas semanas. ¿Queréis ver qué se cuece detrás del telón?…

Empty Stage

…Pues os esperamos en el Museo el sábado 14 alrededor de las 12.30h. ¡Hasta pronto, terrícolas!