Archivo de la etiqueta: Juego

Llegados a este punto… estoy cansada

Sí, estoy cansada. Diréis: “Normal, con un niño pequeño, lactante, que no va a la guardería, etcétera etcétera…”. Pues no, no es la Sabina mamá la que está cansada. La Sabina mamá es una persona muy feliz, es la versión más feliz de Sabina que conozco (y no digo que a veces no me encuentre agotada de atender a mi hijo, y que viva esa terrible contradicción entre desear con todas mis fuerza pasar tiempo con él y a la vez que se duerma o que otra persona se lo lleve a dar un paseo… pero eso es para otro post, jeje). Tampoco es la Sabina que limpia la casa la que está cansada, lo cierto es que cada vez me exijo menos y me organizo mejor. Ni la Sabina pareja, en ese aspecto también soy una persona muy feliz y me siento querida, apoyada, respetada… y lo paso de maravilla cuando comparto tiempo con mi pareja. No es la Sabina “estudiante” (por llamarlo de alguna manera), siempre busco cómo aprender cosas nuevas, cómo formarme, pero eso es porque siempre me apetece.

Bueno, podría seguir así un rato, pero mejor voy al grano. La Sabina que se siente cansada, harta, frustrada y hasta los huevos, es la Sabina trabajadora. Más específicamente, la Sabina que trabaja desde hace unos 14 años en el ámbito de la Educación No Formal. Le he puesto pasión y corazón. He tenido tantos trabajos diferentes que hasta yo me pierdo. Es cierto que hay 3 principales: profesora de inglés, monitora de campamentos y directora de mi propia empresa de ocio educativo (se llamaba Planeta Alicia, este blog nació con ella); pero en serio, incluso dentro de estos 3, si me pongo a detallar, podéis flipar, y como añada el resto de la lista, tendría que dividir el post en varias partes, así que voy a sobreentender que os hacéis una idea.

Hace tiempo que no me siento a gusto en este ámbito laboral. Ahora mismo me muevo entre actividades con las que me siento cómoda y en las que creo, pero que no me aportan ninguna estabilidad, ni seguridad, ni me llegan para cubrir las necesidades mínimas; y otras que puntualmente sí me aportan esas cosas, pero en las que ya no creo. Y no se trata ni siquiera de decidir entre unas u otras, ya que ninguna de las 2, por sí solas, es suficiente. Y así ha sido siempre, rascando de aquí y de allá, compaginando todo lo compaginable, rebuscando qué nueva faceta podía aportar a este mundillo.

No me entendáis mal, yo quiero trabajar, me gusta trabajar. De hecho, si no necesitara trabajar, no dejaría de hacerlo. Y no me arrepiento de nada, todo lo que he hecho me ha aportado muchísimo (aprendizaje, autoconocimiento…). Simplemente he llegado a un punto en el que quiero un cambio, y uno grande.

El punto de inflexión, después de todos estos años de locura laboral, ha sido este verano. Hace 10 años trabajé por primera vez en un campamento. Desde entonces, lo he vuelto a hacer muchas veces (urbanos e intensivos, con niños, con adolescentes, con adultos con diversidad funcional, he sido monitora de apoyo de niños con necesidades especiales, he trabajado en A Coruña, Valencia y Logroño…) y siempre he dicho que trabajar en campamentos era lo que más me gustaba. Con toda esta experiencia a mis espaldas y creyendo que pisaba terreno seguro y conocido, voy y me encuentro con el verano más duro y alguna de las jornadas más surrealistas de toda mi carrera. Los motivos son muchos y variados (no voy a entrar en ellos, evidentemente), pero la cuestión es que he descubierto que ya no me gusta, que ya no es lo que quiero. Como soy una buena profesional, hago muy bien mi labor, independientemente de todo esto; pero creo que es un trabajo que debe hacerse con otro sentimiento. Un sentimiento que tuve, que quizá vuelva a tener, pero que ahora mismo no tengo.

Lo que sí tengo es una idea muy clara de lo que quiero: estabilidad. Jajaja, no pido casi nada; creo que me he equivocado de generación, de sector profesional y de mentalidad (la emprendedora). Pero realmente lo tengo muy claro, es lo que quiero y estoy dando los pasos para conseguirlo. Ahora bien, no puedo trabajar en algo en lo que no crea, no soy capaz de vender un producto u ofrecer un servicio si no me siento conectada con ello. Así que ahí va mi deseo completo:

Quiero un trabajo a media jornada, preferiblemente por las tardes (disponer de tiempo para la familia es primordial para mí; además, siempre voy a tener más de un proyecto en la cabeza, no puedo evitarlo), en A Coruña, en un espacio donde se vendan productos de crianza,  juguetes, libros.. (es decir, cualquier sitio donde se ofrezcan recursos educativos o para las familias). Si además es un espacio donde se presten servicios relacionados (tipo talleres, cuentacuentos…), mejor que mejor. Y si es un lugar que ofrece actividades en inglés para peques a partir de 3 años, pues también maravilloso. En cualquiera de ellos puedo aportar muchísimo, ya que sé de educación, sé de gestión, sé de atención al público (pues sí, aparte de todo lo que os he contado, también he sido dependienta, camarera y acomodadora… que sí, que soy un culo inquieto), estoy acostumbradísima al trato con familias, me gusta gestionar redes sociales… y además, si creo en el producto, me sale venderlo de forma natural (estos productos los conozco bien, tanto como profesional/educadora, como madre e, independientemente de lo anterior, como persona apasionada de la crianza y la educación). Creo que mi deseo es totalmente coherente, y quería plasmarlo por escrito porque, aunque llevo unos meses con este proceso y ya he dado algunos pasos, ha llegado el momento de ponerme las pilas e ir a por todas, y nada mejor que expresarlo y dejar constancia para darme el empujón que necesito.

Deseadme suerte 😉

Proponemos actividades: crea tu propio reloj

Otro curso que termina, alumnos de los que me despido para siempre, otros a los que volveré a ver en unos meses… Y, como siempre, mucha experiencia y mucho aprendizaje, siento que más para mí que para ellos, jeje. Cada año es tan enriquecedor en tantos aspectos; es lo que tiene trabajar con personas, todos tenemos mucho que aportar y mucho que compartir, y en la relación entre educador y educando suceden tantas cosas…

Bueno, dejo de divagar y me centro, que hoy quiero contaros algo muy concreto. Quiero compartir una de las actividades que hemos realizado este año en las clases de inglés: hemos aprendido a decir la hora con un reloj interactivo muy especial. Hace un tiempo me encontré con esta interesante propuesta: un reloj Montessori DIY. Se me quedó el gusanillo de hacer algo similar, adaptado a mis necesidades (bueno, a las de mis alumnos). Y esto es lo que salió, mi propio reloj inspirado en Montessori. Te lo cuento paso a paso.

Primero, preparé una plantilla muy sencillita para imprimir. En vez de círculos, opté por cuadrados para insertar los números, para facilitar el trabajo de recortar. La imprimí en un folio y recorté el contorno y los huecos para los números.

20170417_115933[1]

Elegí 2 colores de goma eva (verde y rosa, pero eso al gusto, claro) y utilicé la plantilla para recortar el verde y vaciar los cuadraditos.

20170417_115226[1] 20170417_115912[1]

Con el rosa, en cambio, recorté un círculo por un lado, para utilizarlo de base, y utilicé otro trozo para los cuadrados. Después los numeré con un rotulador permanente:

-Los verdes: del 1 al 12, para marcar las horas.20170418_115105[1]

-Los rosas: 00, +05, +10… -10 y -05, para indicar los minutos.

Luego los pegué entre sí por parejas: el 1 verde con el +05 rosa, el 2 con el +10…

El círculo verde va pegado sobre el rosa, y ya se pueden colocar los números; como el de abajo no tiene huecos, los números sobresalen, como si estuvieran en relieve, y son muy fáciles de poner y quitar.

20170419_125106[1]Sólo faltaban las agujas, la rosa más larga, que es la que indica los minutos. Con un sacabocados, les hice agujeritos en un extremo. Cogí un trozo de goma eva sobrante e hice algunos agujeritos más, para tener varios circulitos sobre los que enganchar las chinchetas, una por delante y otra por detrás, para no pincharnos al manipular el reloj.

 

¡Listo! ¡A jugar!

20170419_125121[1] 20170419_125138[1]

¡Ah! Para facilitar el aprendizaje de las horas en inglés, utilicé unos cartelitos donde escribí con letra cómo se dice cada una. Así, como primera actividad, jugamos a colocar cada cartelito en el lugar que corresponda. Después vamos preguntando y diciendo la hora y, cuando se van sintiendo seguros, retiramos los cartelitos y seguimos jugando. Por último, dejaríamos de utilizar los números rosas. Pero sin prisa, respetando como siempre el ritmo de aprendizaje de cada uno y divirtiéndonos con el proceso. Además, hay que tener en cuenta que a los niños el concepto del tiempo les cuesta mucho, es algo que les resulta muy ajeno, así que nos toca ser empáticos y muy pacientes a la hora de trabajar estos conceptos.

20170419_200824[1]

Espero que os haya gustado y que os resulte útil esta propuesta. Y, si os animáis a hacer vuestro reloj, contádnoslo, porfi 😉

Os contamos cómo fue nuestra actividad familiar en el Museo

Como os contaba por aquí hace unas semanas, hemos estado llevando a cabo una actividad en el Museo de Bellas Artes para niños y papás. Ha sido un exitazo, incluso hemos completado el aforo, estamos muy contentas.

museo_otoño2015

 

Os cuento, se trataba de un recorrido por los 5 sentidos, con 2 objetivos:

-conocer un poco mejor los entresijos del Museo

-sensibilización hacia las personas con diversidad funcional

 

La actividad se dividía en 3 partes. Primero nos dividíamos en grupos para localizar, a través de pistas, una serie de cuadros; y, una vez localizados, cada grupo preparaba una presentación para explicar a los demás cuál era su cuadro y que estos lo averiguasen también. Así trabajamos la vista y el oído.

CAM01137
Nuestras hojas de pistas, con el alfabeto en Lengua de Signos y en Braille

 

Después, un taller en el que, inspirándonos en diferentes olores, creábamos un cuadro con texturas firmado en Braille, trabajando así el olfato y el tacto.

CAM01121
¿A qué huele? ¿Qué imágenes nos evocan estos olores?
CAM01120
Texturas para crear (lanas, algodón, sal, telas…)

Por último, las estaciones del gusto, del placer, experimentando en grupo diversas actividades muy agradables.

Además, en todo momento había una persona en cada grupo simulando una discapacidad (por ejemplo, con los ojos tapados), con lo que trabajamos la sensibilización y los recursos que les podemos ofrecer a estas personas para disfrutar de la experiencia de visitar un museo y jugar en grupo.

 

Los usuarios han disfrutado mucho, estamos muy felices de haber compartido con ellos esta preciosa experiencia y esperamos poder ofreceros más muy pronto. Muy, muy agradecidas, de verdad.

CAM01136
Gema Santos y Sabina Díaz, disfrutando mucho mucho

No te puedes perder “Imagine Elephants”

“Imagine Elephants”, una experiencia sobre el juego y la infancia, es un proyecto muy especial. El 31 de mayo de este año asistí a su presentación en Pontevedra, donde, además de la proyección, hubo una charla a cargo del grandísimo André Stern que fue una delicia.

Con ANDRÉ STERN, estreno de IMAGINELEPHANTS
Aquí estoy con André Stern al finalizar el evento

En resumen, se trata de una compilación de entrevistas, participan muchos grandes de la educación, como Francesco Tonucci, Carlos González, Catherine L’Ecuyer… y hablan del juego y de la infancia. ¿Parece un tema muy simple y básico? Puede ser, pero, por poco que sigas mi trayectoria, sabrás que el juego es, en mi humilde opinión, lo más importante en la vida de un niño, y lo más determinante para un buen aprendizaje en las primeras etapas de vida. Hay una premisa muy simple, aquello que aprendemos con placer, lo aprendemos mejor; creo que eso es algo que todos hemos experimentado. En cualquier caso, no se trata sólo de aprender, sino de vivir, y el juego es la manera de vivir de los más jóvenes.

El tema es apasionante, y (si se me permite el chiste fácil) da mucho juego. Así que adelante, a empaparse de ello, veréis que tiene mucho más trasfondo de lo que imaginabais. Además, también podéis ver por separado las entevistas íntegras, o acceder a la información por temas; vamos, que podéis jugar con el proyecto.

Espero que lo disfrutéis tanto o más que yo: web de Imagine Elephants.

Actividad familiar en el Museo de Bellas Artes

Terrícolas, depués de tanto tiempo Planeta Alicia sigue recogiendo algún fruto, jejeje. El Museo de Bellas Artes de A Coruña ha decidido apoyar uno de nuestros proyectos y este otoño formamos parte de su programación de actividades:

museo_otoño2015

Actividad: La propuesta consiste en fusionar el conocimiento de nuestro cuerpo, de nuestras habilidades y capacidades, con la sensibilización por la integración de las personas con diversidad funcional. Se hará un recorrido por los cinco sentidos, observando determinadas obras del museo y las sensaciones que estas producen. También se tomará contacto con la lengua de signos y el Braille.

Fechas: sábados 17 y 24 de octubre, y 7 de noviembre

Horario: 11.30h – 13.30h

Destinatarios: niños entre 6 y 12 años, acompañados de 1 adulto

Inscripciones: en este enlace

Tras el éxito de la primera sesión el sábado pasado, no queremos que os perdáis la oportunidad de asistir y compartir con nosotras esta maravillosa experiencia. Os esperamos en el Museo, terrícolas 😉

Proponiendo actividades: crea tu propio juego de mesa

Por fin puedo mostraros este proyecto en el que llevamos meses trabajando; se trata de un juego de mesa en inglés, tipo Party, lo hemos llamado “Under the sea”. Esta actividad la he llevado a cabo con 2 usuarios de juegos en inglés (los mismos con los que realicé en su día esta ciudad, que seguimos utilizando y desarrollando constantemente). Hace unos meses les hice la siguiente propuesta: crear entre todos un juego de mesa, con la única premisa de que debía ser un juego cooperativo, no competitivo. A partir de ahí, empezamos a crear y cada semana hemos ido avanzando paso a paso.

Lo primero que hicimos fueron las tarjetas de pruebas. Elegimos 4 categorías: preguntas, mímica, dibujar y deletrear. Cada categoría se correspondería con un color. Una vez decoradas y plastificadas, empezamos con el tablero:

CAM00577

Tras valorar varios diseños posibles, decidimos hacer 4 caminos que lleven a un diamante central, las casillas de los mismos colores que las tarjetas, añadiendo algunas casillas especiales para avanzar, retroceder… Y, para colocar las tarjetas, distintos elementos relacionados con el mar: una colchoneta, una caracola, un bote salvavidas y una canoa.

Dibujar, colorear, perfilar y plastificar (ah, y por supuesto el diamante central va decorado con purpurina de colores):

CAM00617 CAM00638

También necesitamos un dado, para ello aprovecho una caja de plástico en forma de cubo, la rellenamos de algodón para que no se abolle y la cubrimos con cartulina; una vez pegado y decorado, lo plastificamos con celo ancho:

CAM00615 CAM00620

También necesitamos fichas, las hicimos con plastilina, les pusimos ojos, que quedan muy divertidos, y las endurecimos con cola blanca:

CAM00977

Y una caja para guardarlo. Como el tablero es grande y, al estar plastificado, no se puede doblar, elegimos un embalaje con bastante altura, para lo que unimos 2 cajas de esas de folios, que ya tienen tapa; las forramos de azul y colocamos una especie de balda en medio, para que las cosas no quedaran muy al fondo, así es más cómodo:

Juego de mesa en inglés CAM00974

Y, por supuesto, las instrucciones (antes de elaborarlas jugamos varias partidas de prueba, para tener claras todas las normas). El juego consiste en que cada uno va avanzando por un camino y haciendo pruebas al siguiente jugador (la prueba depende del color de la casilla en que se caiga y, cuando llegamos al centro, podemos elegir el color); una vez que todos llegan al centro, unimos fuerzas para resolver juntos una tarjeta de cada color:

CAM00911 CAM00921

Todo en este proceso ha sido cooperativo (cada decisión, cada elaboración, cada diseño…). Ese era el objetivo principal de esta propuesta: aprender jugando, pero modificar la actitud hacia el juego, ya que la motivación ahora no es ganar, sino trabajar en equipo. Además, para que todo resultara más significativo, hemos creado el juego a partir de las dinámicas que llevábamos tiempo utilizando en la actividad (por ejemplo, siempre hemos jugado mucho a adivinar por mímica o dibujando para reforzar el vocabulario). Y claro, todo ello en inglés, con lo que reforzamos el aprendizaje del idioma y le damos un enfoque muy diferente y divertido

Estoy muy contenta del proceso y del resultado, creo que hemos hecho un gran trabajo :)

CAM00915 CAM00919 CAM00923

Fin de curso: así fueron nuestros Juegos en Inglés, y otras actividades…

Pues sí, terrícolas, ha terminado el curso y estamos un poco nostálgicos. Los finales implican comienzos, pero antes es necesario cerrar y despedirse.

Este año ha estado plagado de experiencias y aventuras maravillosas, y, como siempre en Planeta Alicia, nos mueve la multidisciplinariedad (jejeje, ojo con el “palabro”). Aquí tenéis algunas de las cositas que hemos hecho:

CartelMAIL RECORDATORIO 2013-14

Una de las actividades que mejor acogida ha tenido ha sido la de Juegos en Inglés. En ella hemos creado nuestros propios personajes, y con ellos hemos indagado en distintos temas, como las partes del cuerpo, la ropa, las habitaciones y muebles de la casa, los elementos de la ciudad, los estados de ánimo, las mascotas, los oficios… Hemos trabajado todo esto elaborando nuestros propios materiales y fantaseando con ellos, acompañándoles en diversas experiencias, y, por supuesto, jugando y divirtiéndonos mucho mucho mucho.

CartelMAIL JUEGOS EN INGLÉS 2014

Y seguimos adelante, nos esperan muchas aventuras, de hecho ya hay una a puntito de empezar, que son nuestras actividades de verano. Podéis echarles un vistazo aquí.

Gracias por estar ahí, ha sido un curso maravilloso y, si no nos vemos antes,

¡Feliz verano, terrícolas!

Este verano por las mañanas: VIOLONCELLO e INGLÉS con Planeta Alicia

Se acaba el curso, pero los alicios seguimos más activos que nunca, con propuestas bien fresquitas. Aprovechando que no hay cole y los peques van a tener mucho tiempo libre, queremos realizar actividades que nos sirvan de toma de contacto con dos de nuestras disciplinas favoritas: el inglés y la música, a través de las actividades “Te presento al violoncello” (primeras quincenas de julio y de agosto) y “Juegos en inglés” (segundas quincenas de los mismos meses).

Queremos ofrecer un horario ligero, por ello las actividades se impartirán los lunes, miércoles y viernes de 10h a 13h (excepto en el tercer turno, en el que, en vez de los viernes, la actividad tendrá lugar los jueves, para evitar festivos). Así, los peques y sus familias dispondrán también de mañanas libres a lo largo de la semana.

La última hora de la última sesión de cada turno invitaremos a las familias de los participantes a jugar y aprender con nosotros.
CartelMAIL CAMPA VERANO 2014

Como podéis ver en el cartel, los turnos se realizarán en las siguientes fechas:

Turno 1 “TE PRESENTO AL VIOLONCELLO”: lunes 7, miércoles 9, viernes 11, lunes 14, miércoles 16 y viernes 18 de julio.

Turno 2 “JUEGOS EN INGLÉS”: lunes 21, miércoles 23, viernes 25, lunes 28, miércoles 30 de julio y viernes 1 de agosto.

Turno 3 “TE PRESENTO AL VIOLONCELLO”: lunes 4, miércoles 6, jueves 7, lunes 11, miércoles 13 y jueves 14 de agosto.

Turno 4 “JUEGOS EN INGLÉS”: lunes 18, miércoles 20, viernes 22, lunes 25, miércoles 27 y viernes 29 de agosto.

El precio será de 70€ por turno y participante, y se aplicará un descuento del 10% para hermanos.

Podéis inscribiros hasta el 27 de junio para los turnos 1 y 2, y hasta el 25 de julio para los turnos 3 y 4, en Musicoterapiactiva (c/Santa Catalina, 16-18-20, 1ºC).