Archivo de la etiqueta: Propósitos

Agendas 2021

Mis agendas 2021

Me encantan las agendas. Soy muy fan de la organización, las listas, la gestión de objetivos… ¡Me encanta! Es una de esas movidas especiales que me definen 😁

Cada año suelo cambiar de sistema, voy probando distintas opciones. No sé si llegaré a encontrar el método perfecto, porque en realidad cada momento con sus circunstancias requieren un método diferente. Y si tu vida es tan cambiante y poco rutinaria como la mía, las necesidades a cubrir por tu agenda también lo serán.

Así que os cuento el sistema que he escogido para este año. He decidido separar el trabajo del resto de la vida, así que voy a utilizar 2 agendas distintas, además de un cuaderno de objetivos.

AGENDA DE TRABAJO

La decisión de separar el trabajo de lo demás viene determinada por mi trayectoria de los últimos años. Yo soy muy de simplificar, y si un mismo elemento puede darme varios servicios, pues lo aprovecho. Por eso suelo utilizar una única agenda para todo, y mi formato favorito siempre ha sido semana vista, por 2 razones:

  1. Si voy a cargar siempre con ella, necesito que sea ligera; a mi espalda no le cunde nada llevar un tochaco siempre en la mochila.
  2. Me gusta visualizar la semana entera de una vez, verlo todo en bloque me ayuda a organizarme.

Pero he decidido cambiar de formato y pasarme al de página día. El motivo es sencillo. En el trabajo necesito anotar muchas cosas, y no me caben, acabo utilizando tropecientos papelitos sueltos, lo cual no es ni cómodo ni eficiente.

Por eso necesito una agenda exclusiva para el trabajo: debe ser grande, para poder anotar todo lo necesario, y que pueda dejarla en la oficina, para no tener que cargar con ella.

Entonces llega el momento de elegirla, y creedme que no ha sido fácil. Mi primera opción era una edición limitada, y se agotó antes de que me diera tiempo a comprarla, así que tuve que buscar otra. Y, por suerte, encontré esta maravilla de Animosa:

Portada agenda 2021

A priori no es la agenda perfecta, pero casi. Os cuento:

> Lo primero, y de vital importancia en una agenda > es preciosa 😍 El color verde, el diseño de las tapas, la tipografía… todo es muy de mi estilo, ¡muy elegante! Pero, sobre todo, ¡también es preciosa por dentro! Antes de encontrar esta, abrí un montón de agendas que por fuera me gustaban, y por dentro eran de lo más soso y rancio que te puedas imaginar. Así que la estética captó mi atención al momento, y esto es muy importante, porque al fin y al cabo voy a abrirla y utilizarla todos los días durante un año entero… Si no me gusta lo que veo, la motivación no es la misma.

Detalles agenda 2021

> Cuenta con un montón de extras motivacionales. Cada mes está dedicado a un valor, y van apareciendo sugerencias de películas, citas, ilustraciones, fechas señaladas y personajes relacionados con la temática…

Agenda enero 2021

Además, antes de empezar el año hay unas cuantas páginas con propuestas y ejercicios. Mi extra favorito es la página dedicada a la menstruación.

Calendario menstrual 2021

La única pega es que todo esto la convierte en una agenda bastante personal, así que no me encaja tanto con el uso que le voy a dar. Pero estoy segura de que igualmente le sacaré provecho.

Extras agenda 2021

> Está en gallego, un detallazo que me encanta. Lo cierto es que no soy muy usuaria del idioma de mi tierra, pero esto se debe a que en mi entorno el castellano siempre ha sido el idioma principal. Durante mi infancia y adolescencia no había ninguna persona cercana que hablara en gallego habitualmente, así que mi relación con la lengua fue sobre todo a través de la escuela y la televisión, pero el uso en la «vida real» era muy esporádico. Y a día de hoy, aunque la utilizo algo más, sigue siendo algo bastante anecdótico. Así que me encanta tener un elemento que haga que cobre más presencia en mi día a día.

Frase agenda 2021

> No tiene bolsillo, ¡cachis! Creo que este es su gran defecto. Di tú que montarle un bolsillo de cartulina no es nada complicado, pero una agenda tan completa sin bolsillo… digo más, una agenda a secas sin bolsillo… como que no. Aunque este es un detalle que, considerando la valoración global, no es que afecte mucho. Es una agenda estupenda.

Contraportada agenda 2021

AGENDA PERSONAL

Me remonto un poquito al pasado… En 2017 descubrí el sistema Bullet Journal. En aquel momento me encajó muchísimo, y lo utilicé durante casi 2 años. Llegó un punto en que ya no me cuadraba y volví a las agendas de toda la vida. Pero me ha vuelto a entrar el gusanillo y he decidido retomarlo, así que me he comprado este cuaderno Moleskine, bonito y sencillo (y decorado con pegatinas que tenía por ahí de cuando utilizaba agendas de Mr. Wonderful).

Bullet Journal 2021

La verdad es que no soy muy fan de los métodos, todos los que he conocido y me han interesado me han servido para incorporar ciertas cosas, pero suelo descartar otras. Así que os voy a contar cómo lo gestiono yo, incluyendo elementos del sistema Bullet Journal y otros que he ido descubriendo e incorporando por otras vías.

Paso 1

Desde hace varios años hago algunos ejercicios de cara a Nochevieja, para analizar lo que ha sucedido los últimos meses y plantearme nuevos objetivos (o los mismos que ya tenía). Sobre esto profundizaré en otro post, pero hay un ejercicio que me encanta y que marca el inicio de este proceso: elegir una palabra para el año que empieza. Una palabra que condense tus expectativas para este nuevo año, tus deseos y objetivos, ¿qué quieres proyectar, en qué te quieres enfocar? Y la parabra para 2021 es… «CREACIÓN». Quiero poner el foco en algunos proyectos que llevan tiempo gestándose y necesitan un empujoncito.

Bullet Journal portada 2021

Paso 2

Planificador anual. Como el Bullet Journal se va creando sobre la marcha, es importante tener una visión general del año en las primeras páginas, para ir anotando lo que necesites con antelación. Solo tienes que dividirlas en tercios horizontales, y así tienes una visión completa del semestre con espacio suficiente para anotar lo que necesites (fechas y eventos señalados, objetivos concretos o fases de los mismos para determinados momentos, anotaciones de cosas que quieras recordar cuando llegue tal época del año…).

Bullet Journal planificador 2021

Paso 3

Visión general del mes. En la página de la izquierda, colocas en una columna los números correspondientes a los días del mes en cuestión, y junto a cada número la inicial del día de la semana. Los días señalados del mes (cumpleaños, citas médicas, viajes…) se indican aquí mismo.

En la página de la derecha, haces una lista con las tareas y objetivos del mes. Puedes organizarlas por áreas (hogar, familia, formación…), por tipo de tareas (recados, eventos, hábitos…), por orden de prioridad… en fin, como te plazca. También puedes hacer una lista sin más, pero a mí me va mucho lo de establecer categorías.

Bullet Journal enero 2021

Paso 4

Y ahora viene el día a día. Uno de los aspectos que más me conquistaron del Bullet Journal es que no desperdicias nada de papel, porque vas utilizando el espacio que necesitas cada día. Pones el día de la semana y del mes, y debajo listas lo que toca hacer ese día, sin más.

En teoría, el Bullet Journal funciona con un sistema de símbolos. Pero a mí no me cunden. Yo anoto lo que necesito y luego lo tacho; si está terminado, ahí se queda, y si no lo vuelvo a anotar para otro día, mes o lo que corresponda. También prescindo del índice, ya que no me aporta nada, pero dependiendo de cómo te organices puede resultar útil; si decides utilizarlo, tendrás que numerar las páginas o buscar un cuaderno que ya incluya la numeración.

CUADERNO DE OBJETIVOS

Por último, este es un cuaderno que utilizo para anotar mis objetivos y hacer algunos ejercicios de los que os hablaba más arriba. Lo compré hace unos años en una Feria Medieval, y es tan hermoso y delicado que tenía que usarlo para algo significativo. Cada cierto tiempo lo reviso. Procuro dedicarle un ratito una vez al mes, para repasar en qué quería enfocarme al empezar el año, si lo estoy consiguiendo o no, si han cambiado mis prioridades…

Cuaderno de objetivos

Nunca he terminado el año con todos los objetivos cumplidos, pero creo que eso no es lo fundamental. Al fin y al cabo, la vida es un cambio constante y hay que adaptarse sobre la marcha. Lo que sí considero prioritario es mantener el foco en las cosas importantes, y para eso me sirve este cuaderno. Lo habitual es que la vorágine del día a día nos absorva, por eso considero un regalo dedicarme un momento a reconectar con mis prioridades y deseos. Es la manera de comprobar si estoy siendo coherente y, en caso de que descubra que no, reflexionar sobre los cambios a llevar a cabo.

Listo, este es mi plan. ¿Y tú qué? ¿También eres fan de las agendas y la organización? ¿Conocías el método Bullet Journal? Cuéntame 😉

Empiezo el año muy motivada

¡Terrícolas, cuanto tiempo! Justo antes de terminar 2014 mi ordenador se puso pachucho, y ha tardado casi un mes en volver a casa. Os cuento, últimamente estoy leyendo muchos artículos de coaches, gente a la que he llegado a través de la educación y, especialmente de la Pedagogía Blanca. Ahora mismo sigo especialmente a Yolanda Fortes de Mamá Golondrina y a Azucena Caballero de Educarpetas; ambas comparten públicamentes muchas joyitas en forma de consejos y ejercicios muy sencillos y fáciles de integrar en la rutina. Y todo esto me ha llevado a plantearme una organización minuciosa para este año (cosa que además me encanta: organizar, gestionar, hacer listas, limpiezas… lo paso pipa, jeje).

Por un lado, estoy intentando modificar ciertos hábitos:

-El desayuno: siempre me ha costado mucho desayunar, especialmente si tengo que hacerlo nada más levantarme, lo que me lleva con frecuencia a afrontar horas de actividad intensa sin comer nada hasta mediodía. Pero creo que, por fin, he encontrado la fórmula:

  • un vasito de agua con un poco de zumo de limón (no sé si le sentará bien a todo el mundo, pero a mí me entra de maravilla)
  • un batido verde, que se hace rapidísimo y se toma en el momento (muy importante, porque uno de mis problemas era que solía optar por las infusiones pero, con lo que tardas en calentar el agua y esperar a que se pueda tomar, muchas veces no me daba tiempo; sí, soy dormilona y apuro hasta el último minuto bajo las sábanas, eso está claro, jeje)

De momento llevo 12 días y sólo me lo he saltado 2 veces (una de ellas porque tocó desayuno en cafetería y la otra por falta de tiempo, pero a media mañana me zampé un superbocata). No está mal, ¿no? Voy por buen camino.

-Ver las noticias: otro hábito que me cuesta horrores, de toda la vida, y claro, es un problema, porque pasan en el mundo cosas muy importantes y yo no me entero de nada. Pues hace unos días cayó en mis manos esta fantástica herramienta: Students News. Es una página para ver las noticias en inglés, está orientado a estudiantes de secundaria, y cada día, de lunes a viernes, ponen un vídeo de 10 minutos resumiendo las noticias de actualidad mundiales. Bueno, esto para mí es un regalazo, porque me sirve para estar un poco más al día, para practicar inglés, y como recurso para mis alumnos de inglés, ¡es genial!

-Controlar el tiempo que paso delante del ordenador, y mi estado y actitud respecto a las actividades que esté haciendo: Me explico. Hace un par de días recogí el portátil y, antes que nada, me puse a hacer un trámite «burrocrático» de estos odiosos que tenía pendiente (sí, sí, Hacienda estaba en el ajo) y me di cuenta de algo que realmente sé desde hace mucho; tengo cierta tendencia a obcecarme cuando me enfrasco en una actividad, soy bastante perfeccionista y da igual que lo que esté haciendo me guste o no, de repente entro en un bucle del que no soy capaz de salir hasta que doy la tarea (o las tareas) por terminada. Esto no es sano. Por eso he decidido 2 cosas:

  • usar temporizador cuando trabaje con el ordenador y, cada hora, hacer descansos de 5 minutos (acercarme a mirar por la ventana, tomar algo, hacer la cama, o sentarme a pasmar un poco; y también, esto es importante, hacer ejercicios con los ojos, para relajar la vista). Esto es aplicable a todo tipo de tareas, siempre es conveniente tomarse descansos y despejar la mente, estirar la espalda, caminar un poco… Vuelves con más energía.
  • identificar cuándo me estoy obcecando y frenar conscientemente: respirar, pensar en alguna frase que me ayude a centrarme de nuevo, y retomar.

Hoy es el primer día que trabajo con temporizador, y se nota 🙂

 

En cuanto al trabajo, tengo varias cosas en mente, pero las principales son:

-Preparar un proyecto que estoy cociendo y me gustaría tener listo para arrancar en 2016. Mi intención es, como tengo muy poquita disponibilidad horaria (entre semana prácticamente ninguna), dedicarle 3 horitas los sábados ( no más, porque hay que ser realista en los planteamientos y siempre me quedan cosas pendientes para el fin de semana).

Este objetivo está pendiente, aún no he conseguido encontrar el tiempo y la energía, aunque ganas me sobran, así que no me preocupa.

-Realizar la formación de la Pedagogía Blanca (de momento no sé cuándo lanzarán la siguiente promoción) y acudir a las Jornadas en vivo que tendrán lugar en Madrid el próximo marzo.

 

Y en cuanto a mi vida personal, hay un gran objetivo: mudanza. Vamos en busca de la comodidad y el bienestar.

 

Además, este año me apetece plantearme también objetivos mensuales, el de enero ha sido limpiar la agenda de recados pendientes, de estos que vas postergando y postergando y cada vez te cuestan más.

Lo estoy consiguiendo, ya quedan muy pocos. Estar sin ordenador ha resultado de gran ayuda, jeje.

 

Pues así me planteo el 2015. Y no creáis que me olvido del ocio (o mejor, del ocio educativo 😉 ), pero ese ya lo tenía cubierto:

-2 horas semanales de tai chi

-otro par de horas (o lo que se tercie) para ganchillar con una amiga

-mi puzzle de 3000 piezas en blanco y negro

-terminar la construcción de cajas para mis gatos

-y, como siempre, muchas pelis y series.

 

¿Cómo te planteas tú el 2015?