Espacios de actividades: 8 elementos a tener en cuenta

Hoy quiero hablaros de un elemento que considero fundamental a la hora de llevar a cabo una actividad: el espacio. Ya sea una clase, una sesión de juegos, un taller de manualidades, una fiesta de cumpleaños… da igual, el espacio es un ingrediente más a tener en cuenta, es incluso uno de los protagonistas, ya que determina en gran medida todo lo que ahí va a suceder.

Resulta que hace unas semanas tuve la suerte de asistir al taller “Crea y organiza entornos creativos con la Pedagogía Blanca”, en el que se habló de espacios educativos creativos en el hogar y en el aula (en este artículo tenéis algunas de sus ideas al respecto).

Siempre me ha interesado mucho este tema. En uno de mis primeros trabajos en el mundo de la educación yo ejercía como monitora de actividades extraescolares y estábamos preparándonos para una actividad con el grupo de peques, de 3 a 5 años; la coordinadora empezó a mover las mesas y las sillas, probando distintas opciones, mientras me hablaba de lo importante que era y de cómo podía cambiar todo el simple hecho de elegir una disposición u otra. Desde entonces he puesto mucha más atención a este aspecto, siendo cada vez más consciente de hasta qué punto repercute en el desarrollo de la actividad.

Por supuesto, no existe una fórmula mágica, ya que hay muchísimas variables a tener en cuenta. Si, por ejemplo, vamos a hacer alguna manualidad tenemos que controlar que haya una superficie en la que todos puedan trabajar cómodamente, que tengan los materiales al alcance, que haya buena iluminación, que estemos cerca del baño para poder lavarnos las manos…; en cambio, para un espectáculo didáctico debemos habilitar un espacio en el que todos puedan sentarse cómodamente, iluminar la zona del escenario, evitar distracciones alrededor… Cada situación es un mundo.

Sin embargo, siempre podemos seguir algunas premisas básicas que seguro nos ayudarán:

1. Sobriedad: si optamos por no sobrecargar el entorno facilitaremos la concentración en la actividad que estemos llevando a cabo.

537300_430320420405120_1824039165_n
Musicoterapiactiva, un centro situado en c/Santa Catalina, 16-18-20, 1ºC (A Coruña)

2. Alternativas: a veces necesitamos un momento para nosotros mismos, o no nos encontramos bien, o simplemente no nos interesa lo que se está haciendo en el grupo y queremos aprovechar el tiempo de otra manera. Yo creo que hay que respetar la libertad de cada individuo, y, siempre que no se interfiera en el funcionamiento del grupo, debemos poder retirarnos a leer, dibujar, pensar, o lo que necesitemos. Por eso es importante contar con los espacios y materiales para ello.

3. Iluminación: debemos cuidar a nuestros usuarios, y uno de los aspectos a tener en cuenta es la vista, que estén cómodos. Una luz intensa puede resultar agobiante, y si es demasiado tenue quizá tengamos que forzar para llevar a cabo las actividades; hay que buscar el equilibrio, y adecuarse, como en todo, a las necesidades del momento.

4.  Sentido estético: es muy importante, si llegamos a un sitio y nos resulta bonito, nos apetecerá más entrar y participar en lo que ahí se esté llevando a cabo.

1209371_338486562961361_1298048716_n
La Escuelita Waldorf, en la Av. Santa Cristina 22 (Perillo-Oleiros, A Coruña)

5. Seguridad: todo lo demás queda supeditado a esto, hay que cumplir siempre las normas de seguridad, y cuanto más jóvenes sean los usuarios más amplia es también la normativa. Ojo con los enchufes, las esquinas, puertas y ventanas… todo eso.

6. Comodidad: también es importante ofrecer, siempre que la actividad lo permita, diferentes tipos de asientos y apoyos (sillas, cojines, taburetes, colchonetas…). Estamos acostumbrados a que los niños “tienen que ” estar sentados un montón de horas en una silla rígida, sin cambiar de postura, y eso es algo que no resulta cómodo para nadie. Es importante ofrecer libertad de movimiento, que cada uno busque la posición que le resulte agradable en ese momento y que pueda variar cuanto quiera.

7. Todo a la vista: al entrar en un espacio, nos da cierta confianza el poder ver todo lo que hay de una vez; nos ayuda a situarnos en el contexto, a ir tomando decisiones y a sentirnos, en definitiva, seguros y cómodos.

8. Limpio, cuidado y ordenado: siempre estaremos más a gusto en un espacio limpio y en buen estado, y nos invitará más a participar, jugar, aprender y divertirnos, que si tenemos que estar pendientes de no tocar aquí o no apoyarse allá. Además, es importante que cada cosa tenga su sitio, y que todos nos impliquemos y responsabilicemos del cuidado del espacio y de los materiales; así, promovemos buenos hábitos predicando con el ejemplo.

luscofusco
Luscofusco, espacio infantil situado en Lugar de Agoso 32 (Santa María de Oza, Teo)

Esto se puede aplicar tanto a los espacios de aprendizaje, lúdicos, etc. como al hogar. Son pautas muy generales, pero creo que ayudan mucho a sentirnos a gusto.

¿Os ha resultado útil? ¿Tenéis alguna otra sugerencia?

Un comentario en “Espacios de actividades: 8 elementos a tener en cuenta

  1. Muy útil e interesante Sabina.

    Son de esas cosas importantes que parecen evidentes pero se agradece mucho que alguien las organice para poder verlas más claras todavía.

    Muchas gracias por plasmarlo tan claro y sintetizado y gracias por el artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *